FISIOTERAPIA NEUROLÓGICA

Nuestros terapeutas en neurología dirigen sus terapias hacia las alteraciones que se producen en el sistema nervioso central (cerebro y médula espinal) o en el sistema nervioso periférico (raíces y nervios) con sus respectivas relaciones con el aparato locomotor y los sentidos.

Qué es la Fisioterapia neurológica o neurofuncional: 

La Fisioterapia neurológica, NeuroFisioterapia o también llamada fisioterapia neurofuncional, consiste en intervenciones rehabilitadoras con el objetivo de mejorar los aspectos físicos de trastornos neurológicos y neuromusculares.

Nuestra fisioterapia neurológica ofrece al paciente con daño cerebral, una serie de técnicas y conocimientos dirigidos a mejorar en los siguientes aspectos:

  • La calidad y la eficacia de los movimientos.

  • El control postural.

  • Mejorar la marcha la estabilidad.

  • Reducir la espasticidad, los temblores, la fatiga.

  • Búsqueda de la autonomía,la independencia en la vida diaria y mejorar así la calidad de vida tanto del paciente como del familiar o cuidador.

  • Después de una evaluación encaminada a valorar las capacidades preservadas del paciente y sus dificultades, el fisioterapeuta neurológico, junto con el paciente y/o familia, establece una serie de objetivos a alcanzar con el tratamiento.

  • Tanto en la evaluación como en el abordaje terapéutico, el fisioterapeuta puede servirse de una o varias de las corrientes de fisioterapia neurológicas que hoy en día se vienen desarrollando.

  • El fisioterapeuta especializado en neurología busca, investiga y se actualiza. Conoce cómo y de dónde surge un movimiento, qué sistemas se activan, qué musculatura participa, aplican estos conocimientos a la realidad del paciente, para mejorar su calidad de vida.

 

  • Ayudar a los pacientes de daño cerebral (DC) a alcanzar unos niveles óptimos funcionales físicos para facilitar la independencia y la integración social.                                                                                                     

  •  Evaluar de forma rutinaria y sistematizada las alteraciones motoras del paciente.                                                        

  •  Realizar una intervención temprana en el paciente con DC dirigida a mejorar las habilidades, minimizar los déficits posturales y motores, así como prevenir alteraciones secundarias derivadas de la falta de movilidad y el encamamiento prolongados.                                                                                                                 

  • Enseñar a los cuidadores principales las transferencias y el movimiento activo así como un adecuado control postural mientras permanecen sentados (sedestación), de pie (bipedestación) y durante la marcha (caminando).

  •  Realizar una intervención terapéutica integral, que combine diferentes técnicas de tratamiento en función de las alteraciones sensitivo-motoras del paciente así como su estado cognitivo y emocional.

  •  Desarrollar un plan de formación dirigido al paciente, la familia, el cuidador y la comunidad para apoyar el proceso de recuperación y garantizar la prevención de la discapacidad secundaria.

Valoración 

Objetivos

Contáctanos